banner rumbord final

JUANA "SALTITOPA" TRINIDAD

Juana Trinidad (mejor conocida como Juana Saltitopa) nació en Jamo,  La Vega,  República Dominicana. Se desconoce la fecha de su nacimiento. Fue una luchadora independentista dominicana, teniendo una destacada participación en la  Batalla del 30 de marzo de 1844.

Infancia

Juana Trinidad, al contrario de su hermana Mercedes, era una muchacha extrovertida, llena de energía, a quien le gustaba trepar en los árboles y saltar de rama en rama. Por eso se ganó el nombre de “Saltitopa”. Se le conocía como una persona ruda en sus gestos y acciones.
Participación en los conflictos de independencia

 Dado su carácter liberal e independiente, Juana se decide a participar en los conflictos por la independencia de la República Dominicana. Iniciada la Batalla del 30 de Marzo de 1844 en Santiago de los Treinta Caballeros, se ve a Juana involucrada en la contienda junto a los combatientes independentistas dominicanos.

Arriesgó varias veces su vida yendo al río a por agua para las necesidades de las tropas dominicanas y para refrescar los cañones. A su vez atendía a los heridos y alentaba a los combatientes que se acobardaban, estimulándoles a la lucha. Al asumir tales riesgos y por su valentía, Juana se ganó otro apodo: “La Coronela”.
Vida de post-guerra

Según, Esteban Aybar y Aybar, soldado de la independencia y restauración dominicana, a Juana se le vio en Santo Domingo, hacia 1852, ganando sueldo de coronela trabajando para el gobierno, aunque más tarde, con Pedro Santana en el poder, éste le despide y le envía de vuelta hacia el Cibao.
Muerte

Hacia los 1860, Juana fue asesinada en combate camino a Santiago, dejando como legado a la República Dominicana una llama de heroísmo femenino, su ejemplo, encarnado en las batallas por la independencia del país caribeño.